ENVÍOS SIN CARGO A PALERMO, VILLA CRESPO, COLEGIALES, BELGRANO, RECOLETA Y ALMAGRO. ENVÍO GRATIS AL RESTO DE CABA A PARTIR DE $5.500

CALLES Y OTROS RELATOS de Stephen Dixon

$2.600,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • ALMENDRA LIBROS ||| Somos una librería virtual ubicada en Palermo (a media cuadra de la estación Scalabrini Ortiz del subte D). ||| No es un local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro GRATUITO en Av. Santa Fe y Scalabrini Ortiz (Palermo) de lunes a viernes en horario a convenir. También tenemos la opción de envío GRATUITO en algunas zonas de Capital: PALERMO, BELGRANO, VILLA CRESPO, ALMAGRO y RECOLETA. En este caso, recibirán sus libros dentro de las 48 h de realizada la compra. |||| Para las ZONAS DE CAPITAL FEDERAL QUE NO CUENTAN CON ENVÍO GRATUITO, seleccionar la opción MENSAJERÍA CAPITAL FEDERAL, que tiene un costo fijo de $350 o enviar una mensajería de su confianza. |||| Para GRAN BUENOS AIRES y el INTERIOR , nos manejamos a través de CORREO ARGENTINO y pueden calcular los costos de envío con su código postal en el proceso de compra.
    Gratis
Compartir

Por primera vez en español, Eterna Cadencia Editora presenta a Stephen Dixon, uno de los tesoros escondidos de la literatura norteamericana actual. Con un estilo que lo emparenta tanto con Thomas Pynchon, como con Georges Perec o Italo Calvino, y un humor irónico y filoso en la línea de Jerry Seinfeld o Woody Allen, Dixon construye una prosa única para explorar la vida emocional de los hombres en tiempos terribles.

En parte comedias, en parte tragedias, las historias de Stephen Dixon retratan el costado menos convencional y más inquietante de la naturaleza humana. Una escena cotidiana y casual, como un hombre en la parada del colectivo observando a una pareja en la vereda de enfrente, o algún hecho violento y traumático que pone al lector en estado de alerta desde un inicio, como un paciente al que deben amputarle una pierna o un grupo de personas agolpadas mirando hacia arriba al niño que está parado sobre una silla al borde de las barandas de un balcón, se van desovillando a lo largo de la narración hasta un absurdo casi kafkiano, develando personajes que son capaces tanto de los actos más insensibles y brutales como de los gestos más tiernos y conmovedores, en un mundo siempre reconocible y a menudo familiar.