ENVÍOS SIN CARGO A PALERMO, VILLA CRESPO, COLEGIALES, BELGRANO, RECOLETA Y ALMAGRO

UNA ESPECIE DE FE. 10 POETAS NORTEAMERICANAS DEL SIGLO XX de María Negroni

$1.150,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • ALMENDRA LIBROS ||| Somos una librería virtual ubicada en Palermo (a media cuadra de la estación Scalabrini Ortiz del subte D). ||| No es un local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro GRATUITO en Av. Santa Fe y Scalabrini Ortiz (Palermo) de lunes a viernes en horario a convenir. También tenemos la opción de envío GRATUITO en algunas zonas de Capital: PALERMO, BELGRANO, VILLA CRESPO, ALMAGRO y RECOLETA. En este caso, recibirán sus libros dentro de las 48 h de realizada la compra. |||| Para las ZONAS DE CAPITAL FEDERAL QUE NO CUENTAN CON ENVÍO GRATUITO, seleccionar la opción MENSAJERÍA CAPITAL FEDERAL, que tiene un costo fijo de $350 o enviar una mensajería de su confianza. |||| Para GRAN BUENOS AIRES y el INTERIOR , nos manejamos a través de CORREO ARGENTINO y pueden calcular los costos de envío con su código postal en el proceso de compra.
    Gratis
Compartir

"Una especie de fe" incluye semblanzas y poemas de Marianne Moore, Elizabeth Bishop, Anne Sexton, H.D., Sylvia Plath, Adrienne Rich, Louise Glück, Lorine Niedecker, Rosmarie Waldrop y Susan Howe. En este libro se encontrará tanto una colección de ensayos como una bitácora de lecturas y, también, una antología esencial y una guía a través de los itinerarios vitales y estéticos de un conjunto de poetas norteamericanas que conforman, gracias a la disección minuciosa y lúcida que propone Negroni en las semblanzas y traducciones, un recorrido enriquecedor para pensar la poesía escrita por mujeres y, por supuesto, trazar paralelos entre vida y poesía.

A lo largo del tiempo –los ensayos que aquí se incluyen se publicaron por primera vez en "Ciudad Gótica", en 1994– este libro ha ido mutando en su morfología, pero su esencia es, en definitiva, la misma. Negroni afirma:

“He sido en extremo arbitraria. Mis disquisiciones son autorretratos. En cada una de las poetas elegidas creí ver dilemas compartidos, insubordinaciones y miedos conocidos y, a partir de ese postulado, insuficiente y seguramente erróneo, no vacilé en proponer teorías y explicaciones que acaso yo sola necesite. Rescato, sin embargo, esos textos por lo que tienen de celebración: en ellos elijo una genealogía”.

Esa “genealogía electiva” nos posiciona como lectores frente a un canon privado, a una suerte de oximorónica nueva tradición que, a esta altura, resulta ineludible.