ENVÍOS SIN CARGO A PALERMO, VILLA CRESPO, COLEGIALES, BELGRANO, RECOLETA Y ALMAGRO. ENVÍO GRATIS AL RESTO DE CABA A PARTIR DE $5.500

PUPILA de Zui Long

$1.690,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • ALMENDRA LIBROS ||| Somos una librería virtual ubicada en Palermo (a media cuadra de la estación Scalabrini Ortiz del subte D). ||| No es un local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro GRATUITO en Av. Santa Fe y Scalabrini Ortiz (Palermo) de lunes a viernes en horario a convenir. También tenemos la opción de envío GRATUITO en algunas zonas de Capital: PALERMO, BELGRANO, VILLA CRESPO, ALMAGRO y RECOLETA. En este caso, recibirán sus libros dentro de las 48 h de realizada la compra. |||| Para las ZONAS DE CAPITAL FEDERAL QUE NO CUENTAN CON ENVÍO GRATUITO, seleccionar la opción MENSAJERÍA CAPITAL FEDERAL, que tiene un costo fijo de $350 o enviar una mensajería de su confianza. |||| Para GRAN BUENOS AIRES y el INTERIOR , nos manejamos a través de CORREO ARGENTINO y pueden calcular los costos de envío con su código postal en el proceso de compra.
    Gratis
Compartir

Esta pequeña, casi diminuta novela (que de hecho llamamos “novela” más por su estructura que por su extensión), transcurre, como todos los textos de Zui Long -tanto relatos como ensayos- en el Reino de Hacia: construcción espacio-temporal inclasificable, en la que conviven elementos arcaicos y modernos, tan cerca de palacios medievales o del paisaje social de la Dinastía Tang como de una distopía post-industrial sórdidamente occidental.    

El relato se articula alrededor de otra recurrencia (aunque menos explícita) de la obra de Zui Long: cuerpos, o partes del cuerpo, que crecen y decrecen, que se transforman de una manera no convencional pero, aparentemente, por el tono del narrador y la reacción de los personajes, nada sorprendente.

Así suceden las cosas en el Reino de Hacia, un mundo que no está compuesto por la falsa disyuntiva cuerpo-mente (tan combatida por Zui Long, en tanto poeta y en tanto artista marcial y terapeuta) traspolable a las disyuntivas verdad-mentira, realidad-ficción.

Así, una joven tiene un pecho que se agiganta o se achica según su estado de excitación sexual; y luego un bebé vengador crece por las noches y retoma su tamaño normal con la salida del sol.

El hecho narrativo, el motor sutil de Pupila, es, tal vez, la venganza. Pero no ya una venganza tradicional, entre pares sincrónicos, simultáneos, sino desplegada en el tiempo, como un fenómeno profundo e inevitable de la naturaleza. Como si el humano encontrara en la venganza una forma de habitar su naturaleza, su pulso ancestral; una verdad natural, expresada en una narrativa estacional, rítmica, pre-neurótica.

Pupila fue escrita, no solo en castellano, sino para público occidental. Fue la obra que se iluminó en Zui Long para ayudarnos a desandar el camino de una traducción posible del pensamiento chino (al menos, de lo que él portaba del pensamiento chino, esa especie de “anarco taoísmo”, como escribió en algunos cuadernos) a la vida de un sujeto occidental, urbano.

Es posible que sólo así pueda haber compuesto esta especie de “tragedia” que no lo es en términos occidentales, ya que no atañe al “ser” de los personajes sino al “no-hacer”, es decir, al proceso temporal que los contiene.