ENVÍOS SIN CARGO A PALERMO, VILLA CRESPO, COLEGIALES, BELGRANO, RECOLETA Y ALMAGRO. ENVÍO GRATIS AL RESTO DE CABA A PARTIR DE $5.500

CUERVO NEGRO CUERVO BLANCO de Jotaele Andrade

$1.000,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • ALMENDRA LIBROS ||| Somos una librería virtual ubicada en Palermo (a media cuadra de la estación Scalabrini Ortiz del subte D). ||| No es un local a la calle, pero ofrecemos un punto de retiro GRATUITO en Av. Santa Fe y Scalabrini Ortiz (Palermo) de lunes a viernes en horario a convenir. También tenemos la opción de envío GRATUITO en algunas zonas de Capital: PALERMO, BELGRANO, VILLA CRESPO, ALMAGRO y RECOLETA. En este caso, recibirán sus libros dentro de las 48 h de realizada la compra. |||| Para las ZONAS DE CAPITAL FEDERAL QUE NO CUENTAN CON ENVÍO GRATUITO, seleccionar la opción MENSAJERÍA CAPITAL FEDERAL, que tiene un costo fijo de $350 o enviar una mensajería de su confianza. |||| Para GRAN BUENOS AIRES y el INTERIOR , nos manejamos a través de CORREO ARGENTINO y pueden calcular los costos de envío con su código postal en el proceso de compra.
    Gratis
Compartir

Leer a Jotaele es recordar lo que aun no ha pasado, y espera como un animal agazapado en la penumbra. Es ser trascendido no solo por imágenes, también por sensaciones que nos invocan, haciéndonos a veces más espíritu que carne, otras la mera carne acorralada por el estupor y el tiempo. Leer a Jotaele es volver a esos lares donde ya jamás nos atreveríamos a circundar, y enfrentarnos a sus preguntas, a sus inquisiciones del mismo modo que nos enfrentan las miradas de ciertas personas, de ciertos animales, de ciertos cuadros cuyos ojos laten aún bajo las punzadas de pintura que los rescataron del olvido.
La poesía de Jotaele es memoria: la memoria de que aun no perdimos todo, y, sin embargo, ¿qué nos queda por perder?
Es el salto hacia el abismo.
Es lo que vive, lo que avanza, aun atravesado por la lanza del tiempo.
La bandada de cuervos que renuncia al paraíso, para conocer cada invierno la templanza y calidez azul del fuego.

Angélique Pierre